martes, 7 de abril de 2009

GRAN TORINO

Cristina Brondo



No sé si sea lo primero que hago,
si la llamo por su nombre
o simplemente le digo “cariño”.

Si me dice entre sueños
“voy al deportivo y vuelvo”
y yo le digo que está bien,
que hoy no es día para crímenes e incestos.

Luego el ring del despertador
y tú y yo de nuevo contra ese mundo
de sospechas que nada dice de las cantidades
de cafeína ingeridas a causa de escribir
como contrabandistas de pasaportes,
mucho menos de los pingüinos que emprenden
una nueva marcha a inviernos que no terminan
de completarse a causa del “no” con el dedo
de los cazadores canadienses.

Y a pesar de que a veces actuamos
como un par de desconocidos,
terminamos por hacerlo en la misma cama,
en la oficina correcta donde el amor
alcanza a definir el crepúsculo
que marchita los círculos polares
el mismo día que en Lisboa empiezan
a sonar las sirenas que anuncian
lo próximo que está la guerra.

9 comentarios:

marianatrenz dijo...

Vi la película, hoy leo tu poema; ambos me conmueven y me los llevo a la playa de Vallarta en este corazón que ya es más tiyo que mío

Un abrazo

marina dijo...

Luis Daniel, que puedo decir...solo que te quiero mucho

ana claudia dijo...

Bebé, si vas al mar de Chiapas no te metas al mar después de comer.

Cuídate

Besos

Y procura, al menos en estos días, pelearte menos contigo mismo

GODDES dijo...

Bien, muy bien. Lindas vacaciones.

Un abrazo

Yuri & Irving

Luis San Roman dijo...

Vientos, compadre. Que viva la Carta Blanca y los antiguos Def Leppard

OLiVia dijo...

Señor Pulido, lo escuché en la "puerta abierta". Lees muy bonito y tu blog está padre. Ojalá lo veamos mas seguido por esos rumbos.

Un abrazo

cati covarrubias dijo...

Señor, panzón, je...mentira, panzoncito adorable

La maga kenia dijo...

me puede dar la direccion de "su nuevo hogar"

luis daniel pulido dijo...

Con gusto, mi estimada y traviesa Maga Kenia:

http://laligadelajusticiademoliendohoteles.blogspot.com/