martes, 15 de noviembre de 2016

TERRARIO




Hoy pido perdón a Dios por el traspié al escudero de las niñas buenas,
por enrolarme al ejército que mataba dragones,
por el Odiseo poderoso de todas las cosas: linebacker, fullback,
barbaján

Hoy pido perdón a Dios por el colapso de las torres de arena,
por el avanzado software de tus manos clavadas en la cruz de madera:
la Mac, el iTunes, los Gigaflops, el Spotify y aquello de perdónalos
Facebook, no saben lo que hacen

Hoy pido perdón a Dios por el círculo académico, el círculo de historias,
el círculo de mujeres, el círculo de amigos, el círculo de dílers,
el círculo de Clavijero, Thomas, las Crónicas marcianas,
el rock nacional

Hoy pido perdón a Dios por la hiperdemocracia de los likes,
los emoticones; por los que tienen tomada la correa de los perros
que al soltarlos van por la sangre, el hombre caído,
el pez chico que los hace grandes

Hoy pido perdón a Dios por las ciento tres especies de luchadores sociales,
el mercurio en las muelas de los que trituran la grasa petrificada
de tus huesos; por la puerta, siempre abierta, de las redes sociales

Tirar la piedra: atravesar con un comentario al culpable de la errata

Tirar la piedra: esa que deja al mundo funcionando entre restos de comida
y cerveza tirados en un piso que tú no limpias


Luis Daniel Pulido

miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA TRISTEZA TAMBIÉN ES UN PAN QUE SE COMPARTE



Quisiera tener un amigo en el Congo,
escuchar tambores polisémicos,
no dudar a qué juego apostar la vida,
no ser miembro de las Naciones Unidas:
Zapata color pastel que habla por todas las razas

Quisiera tener un amigo en el Congo,
donde no existen calles que llevan por nombre
5 de mayo esquina con 20 de noviembre,
Reforma o Batalla de Puebla;
acostarme con una tal Lourdes o Marijose,
danzar con guerreros espiritistas,
tocar tambores polisémicos

Quisiera tener un amigo en el Congo,
un día después de ayer:
de el guiño violento de los americanos,
los secretos de familia, vueltas de tuerca,
cubanos en Miami,
un muro para escribir las mejores frases

Quisiera tener un amigo en el Congo,
un simbolista de lo extraño,
que esparza las cenizas de mis muertos
en el río sagrado,
que olvide el paso marcial de las dictaduras,
que lleve a casa mujeres con olor a sopa de almejas
y vayan desnudas por flores al invernadero,
tocar (y tocar) tambores polisémicos

Luis Daniel Pulido


ORACIÓN Y CANTO DE CHUCK NORRIS



Han pasado muchas cosas desde que apagué el celular,
que bajo la gran catedral londinense
–St. Paul, creo que se llama–
hay una mancha de pájaros que llevan en el pecho
la brisa de las seis de la mañana,
el murmullo de las olas, puertas abiertas,
timbres postales

Odio el recurso literario bajo la manga,
el auditorio que, de pie, aplaude
y espera que salga de no sé dónde
un coro de ángeles,
los niños triquis de Oaxaca

Si uno se aísla –sibarita, gourmet, ideólogo,
utopista, jardinero, Like a Rolling Stone,  Harley Davidson–
es porque las distancias, largas o pequeñas,
se asemejan al decorado de interiores de una casona de ricos
en Los Cabos y no al aceite de las motos en la carretera,
a la cara de un boxeador de los setenta

Maldito seas Harry Potter, cuánto daño has hecho
–imagino que grita Chuck Norris y todos lo seguimos


Luis Daniel Pulido