jueves, 18 de enero de 2018

MISS RANITA


Has empezado la dieta
–esplendores del sadomaso sin carbohidratos–,
bulldozers de marcas deportivas,
te flagelas con “series” de abdominales

Así el optimismo del deportista que embiste la puerta:

Emoji de felicidad, Gioconda, cielito lindo,
amazona de chichis de fuera:
saltas de piedra en piedra


Luis Daniel Pulido

lunes, 15 de enero de 2018

YO TENGO UN LUGAR EN EL MUNDO


Para Gina

Qué fuera sin ti –barco que se hunde,
submarino sumergido, sangría de sol y arena,
duodécimo molino

Un planeta de mandarines, una caja china,
la Corte Suprema

Un reajuste en los sistemas,
niño que no respira

Ola sobre el pájaro somnoliento,
atarraya de redes recosidas

La luz que se contrae bajo la piedra

Luis Daniel Pulido


jueves, 11 de enero de 2018

SALVANDO EL AMOR EN TIEMPOS VIOLENTOS



El amor fuera del papel,
sin letras chiquitas,
cláusulas con un largo índice de demandas,
sin lobo en medio del bosque,
Sor Juana remasterizada

El amor en horribles noches de tormenta,
en barcos al borde del abismo,
en barriles de cerveza,
rock and roll toda la noche

El amor sin V de Vendetta,
gánster decepcionado,
Calígula de aves negras revoloteando,
piedras en el camino

El amor sin dolores de cabeza,
sierras eléctricas, asesinos seriales,
preguntas incómodas:
“¿Quiénes son todas esas mujeres
en tus redes sociales?”

El amor como moneda aire,
juego de pin pon, acusado al paredón,
un último deseo “no dispares”

Si te vienen a contar cositas malas de mí,
no les creas y márcame cuando se te pase


Luis Daniel Pulido

miércoles, 10 de enero de 2018

DOOM SIENTE LA MUERTE DE TU GATO



Se murió tu gato y encuadrar la imagen
no me cuesta tanto: lo imagino destripado y  sin ojos,
a ti llorando, bajando los peldaños encerados de la escalera,
ausente de los contoneos de los danzones,
bajo la lluvia de la tragedia

Se murió tu gato e igual quise volarle
de un balazo la cabeza:
cyberpunk de pelusa, sesos por todas partes,
video para la Sociedad Protectora de Animales

E igual lo siento. Amabas a tu gato,
su gravedad y pereza a la que se sumaron
tus amigas mitoteras: “ay pobrecito gatito,
era tan lindo, gato, gatito, qué pena”

Acá te dejo un costal de tierra,
ya sabes cuánto te quiero

Y disculpa, tengo una llamada en la otra línea


Luis Daniel Pulido

viernes, 8 de diciembre de 2017

SATÁN BAJÓ DE UN BOMBARDERO JAPONÉS



Las cosas son sencillas –al menos para mí;
no lanzo piedras a fuentes garabateadas
por un oráculo pro Mesoamérica,
las nalgas flácidas de un pueblo mágico,
curva mojada y en declive de cantautores
locales: monadas –tú sabes– revolucionarias

Habrá –siempre habrá– una estela de larvas,
ediciones apolilladas con olor a santidad:
“hemos defendido como nunca nuestra tierra”,
rompeolas en el anverso de la moneda

Las cosas son sencillas –al menos para mí;
no me he propuesto reconciliar la belleza,
el papel reciclado de la soberbia la piedad
y su evidencia

Te voy a dar de palos: tú sabes que no mereces
que te excluya del espectáculo

Luis Daniel Pulido


*Del libro BAXTER MEMORIES (VIDA Y OBRA DE VÍCTOR VON DOOM)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

CUANDO YO QUIERO TÚ NO QUIERES Y QUE LAS DIFERENCIA DE CLASES Y ETCÉTERA



Siempre es lo mismo: la incompatibilidad
de mecanismos literarios, agendas,
sesiones abiertas. Y es que estás bien buena
pero a veces asumes ser un oso de peluche:
sin la presión de las corporaciones y los gobiernos,
con tu yo social que da comida a los pobres,
un AMLO a los ciegos, un “liberal”: Zoe Robledo

Y es acá donde me lleva la chingada,
el santo fuego del profeta,
los clavos ardientes de Cristo,
la chancla flamígera de los tlaxcaltecas

El amor es bala que perfora y desbarranca,
que hace camine de lado, el número creciente
de sobresaltos

Basta

Las migajas de pan en tus piernas y el camino
de hormigas son el poema


Luis Daniel Pulido

martes, 28 de noviembre de 2017

ROBINSON CONTEMPORÁNEO



A mis cuarenta y ocho años
tengo que reeducarme:
el mecanismo de lo políticamente
correcto es la literatura de nuestro tiempo
y estoy en función de una de las partes:
la mujer al otro lado de la mesa

Desde allá se sirve una copa de vino
y muerde la fina piel de la ternera,
su boca es una pequeña placita
de sonidos suaves,
Cardenal que camina entre la sangre,
peces de mar adentro

Nunca he visto mujer más bonita
y nunca he visto una cerveza tan lejos;
de eructar, ni hablamos

Qué miedo comer un pedazo de carne,
abrir espacios, mirar el hueso,
beber en sorbos, prohibir que el halcón
salga de caza

Todo es lo que devuelve el mar a la playa


Luis Daniel Pulido