viernes, 21 de enero de 2011

DAME TRES SEGUNDOS


A Mayo


Debimos adelantar el vuelo,
dejar esta ciudad el mismo día
que en las primeras luces de la noche
ya no nos divertimos como niños,
cuando regar golosinas en la contestadora
fue parte de medias vueltas, silencios, portazos,
cuando la ropa recién lavada ya no era una luna al aire,
al contrario, cargos por una carrera criminal,
el punto de un barco que se hunde y titila
el final del camino

Olvidarnos de fechas, celebraciones, aeropuertos,
de ese cielo capaz de arropar el alquitrán de avenidas,
pasillos, salas de espera

Hacer del amor el pago de tu vestido más caro,
voltear al mismo tiempo a la izquierda,
empañar con el vaho de los hoteles campestres
el momento en que te rasgo la ropa y preguntas
si soy el maldito hombre de tu vida

Debimos adelantar el vuelo,
dejar esta ciudad en el imperceptible
goteo de la cera que se derrite,
en la ropa de segunda mano,
en las cuencas rocosas del aire acondicionado

6 comentarios:

cati covarrubias dijo...

Estoy de acuerdo

Sigo el barco que se hunde y titila el final del camino

Empezamos de nuevo

Karen Kawakabu dijo...

Debiste dejarla, Luis Daniel, volar con nosotras

"ponernos de acuerdo en la parte de atrás de un auto,
voltear al mismo tiempo a la izquierda,
empañar con el vaho de los hoteles campestres
el momento en que te rasgo la ropa y preguntas
si soy el maldito hombre de tu vida"

Besos, mi Leonard Cohen de bolsillo

marianatrenz dijo...

Si esa ciudad apestas, sólo tú brilas con tus ojitos y tu pancita que apunta al cielo

Besos

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Poema perrísimo, ranger querido

marina dijo...

CHINCHO, ES CIERTO, CUANDO YA NO NOS DIVERTAMOS COMO NIÑOS, ES SEÑAL DE VOLAR A OTRO LADO, CON NUESTROS LIBROS Y NUESTRO DISCOS Y POR SUPUESTO EL POLLITO CARD

BESOS

claudia dijo...

Si vas a adelantar el vuelo tomate màs de 3 segundos. Las primeras luces de la noche te esperan. Dany, niño. Besitos