miércoles, 18 de abril de 2012

APAGA LAS LUCES, HELLBOY





O esta ciudad es más que ruidosa y caprichosa
y de repente, por tus ojos o tus nalgas, qué se yo,
es un corazoncito retacado de nueces,
el reflejo en el cristal de una librería de Londres,
los tableros donde escribiste tus cuentos para niños tontos

Y vaya sorpresa. Ya no se puede presentar el libro
de un buen amigo en el diálogo vivo, con sus pececitos
tragones o con lo que más odias: que sepas que yo
sí escucho rock y coma piloncillo al mismo tiempo

Quién diablos –amén– te invitó a mi presentación.
Ya no se puede ir por ahí sin toparte a media calle
e inflar a tus mil espíritus santos con mis popotes
y sus restos de malteada

Ya no


Foro Descartes, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; México. 17, abril, 2012





5 comentarios:

LoLiTa dijo...

Me encantó, aunque el final me entristeció

besos

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Luis, como siempre, a todo pulmòn

Besotes, grandotes

Lizeth dijo...

Llegò porque es una simple y ttriste funcionaria de gobierno sin talento,pero tú brillas como brillna lo niños solitarios y con talento

Besos para ti solito,mmm

luis daniel pulido dijo...

Lolita:

El final es sólo eso, el final; pero ya me aprendí nuevos chistes que te contaré

Besos

Diana:

Y tengos dos...pulmonsotes, je

Besotes, besotes

Lizeth:

Y por metiche, pienso. Y eso del brillo, bueno, hasta personaje desnudo y azul gigante del cómic Watchman y con nombre de ciudad norteamericana me siento

Ah, y con títulos honoris causas

Gracias

Un beso

gordilloalonso dijo...

Luis, este es un poema con doble bombo. Las fotografías o imágenes como chiquitín prólogo visual en tus poemas es un detalle muy bonito.