viernes, 5 de noviembre de 2010

EL MONSTRUO DEL FRENTE FRÍO NÚM. 28*

Imagen: Alyona (tomada de su Fotolog)


Qué duro es bañarse con agua fría. Con esa media sonrisa en los cristales como señal de que unos minutos antes mordió los dedos de algún niño que no hizo la tarea.

Y es que el frío expulsa con violencia la temperatura de nuestro cuerpo hacia las piezas dentarias del cristal empañado, y una vez en la bañera ni cómo esconderse de esa creatura que algunas personas dicen que es canadiense, pero yo digo que es discípulo de un iceberg.

Es el frío que se roba el alma y la pega como estampita en las ventanas, y te ve, sí, te ve si lloras cuando te bañas.


*Fragmento del libro autobiográfico Prohibido degollar patos

7 comentarios:

LoLiTa dijo...

Pero si te bañas conmigo, ni tendré miedo ni frío, jajaja

Un beso, y feliz retorno

marina dijo...

YO NO, MÁS SI CHINCHO ESTÁ CERCA DE MÍ

BESOS

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Me hace muy feliz verte de vuelta, desafiando a monstruos tan temibles como suelen ser lo frentes fríos, y sobre todo con tu corazón valinte y a prueba de todo lo que duela

Un beso, dos besos, tres besos

GODDES dijo...

Ah, niño tierno y travieso, tú me salvaste de esos montruos cuando crucé a pie Los Pirineos

Un beso!

Karen Kawakabu dijo...

Chincho, mi niño, un placer leerte, sentirte vivo

Te quieroooooo!!!

claudia dijo...

qué bueno es saber que alguien mata monstruos por nosotros, y sobre todo que de a poquito se recupera la temperatura del cuerpo. Un beso amigo

cati covarrubias dijo...

Chincho:

Con leerte me siento harto seguro, y bien bonita, vieras cuantos suspiros levanto y eso gracias a que me cuidas y me apapachas, y auqnue sé que no soy la única, es como si lo fuera, además eres un sueperheroe y te cpmo tal te das con ese corazón mata monstruos y malos pensamientos

Besos!