miércoles, 27 de octubre de 2010

LIANG CRISTI Y YO


La recuerdo muy bien porque hacíamos muchas cosas juntos, desde disfrazarnos de planetas que, dependiendo de la rotación de la Tierra, brillaban implacables en literas, hasta de guías que llevan a su pueblo a la gran misión histórica de comer cerezas cultivadas en Marte.

La recuerdo muy bien: su mamá (leer Pollito Card*) hacía las más ricas tortas de ídem sancochado, y sus vecinos –amantes de los deportes prehispánicos– llamaban a su equipo de fut Chamulas Pagüers (no confundir con los Powers Rangers).

La recuerdo muy bien, siempre bonita liderando la escolta o debates de la escuela, y que vivimos a unos pasos de la Alameda.

Recuerdo su viaje a la ONU para solucionar la crisis de alimentos, las vueltas a la esquina para darnos tres besos, las veces que subimos a árboles de eucalipto para darles recaditos de la buena suerte a estrellas fugaces.

Recuerdo el ¡yija! al montar bicicletas en cielos abiertos que jamás permitieron ser calles o avenidas, acaso una postal, una fotografía, el horizonte que nos reinventa.

Recuerdo sus ojos tristes, los ícarus de agua salada que resbalaban por sus mejillas, las redes que desde su mirada lanzaba para atrapar peces o los milimétricos compases de los mares europeos a donde viajábamos a cada rato.

Recuerdo que nos negamos a contener la respiración bajo las profundidades del océano que abría las ventanas, los cuadernos de notas que jamás pasamos en limpio y permanecen con rayados y tachaduras como si amarse nunca pasara de nuestra primera clase de esgrima.

Recuerdo que juntos vivimos los mejores años, y que por ello no la busco en historias de fantasmas, sino en los buzones de los libros que leímos ese año que una tormenta gigantesca se apareció bajo las almohadas y aprendimos a hacer el amor para protegernos, para reescribir –donde quiera que estemos– la versión definitiva de la historia.

Ayer, alguien dijo: Que Dios los bendiga.

Y así escribí esto.


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; México. Octubre 27, 2010


*Libro editado por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

15 comentarios:

marina dijo...

BELLISIMO, CONMOVEDOR, CHINCHO

ERES UN AMOR, Y CUIDA A LUIS DANIEL, CUIDALO MUCHO

BESOS

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

M estrujas el corazón

Qué bonita historia de amor

Me robaste un beso, muaack

Karen Kawakabu dijo...

Chincho:

Qué bonitos son tus ojos al ver la vida, el amor de esa manera. Y así como los dulces que haces con tu mamá, estas bendiciones te harán sentir mejor, ya vas a ver

Besos

cati covarrubias dijo...

Chincho, abraza fuerte a Luis Daniel, échale porras, lévatel a jugar fut, y que ya no esté triste, dile en su orejita ¿Sale?
Y es esta forma de escribir de los dos, con sus plumitas de pollo, es hermosa, pero, ufff, deja esa sensación de qué ambos se ponen tristes

Besitos a los dos

GODDES dijo...

Yo, los bendigo.

Chincho, dale un abrazo a Luis Daniel ¡Ánimo!

Besos

claudia dijo...

Sacudes los sentimientos, con tus palabras, porque disfrazaban planetas para que brillen,hacían el amor para protegerse de las tormentas que hay bajo la almohada, me parece increíble...Las buenas historias son como una bendición final. Besos

LoLiTa dijo...

Luis Daniel, mi Chincho adorado, ambos reciban bendiciones, si es lo que quieres oír, aunque lo diga esta malvada, pero que sabe que ambos, luz y sombra, no son malos, y pues adelante, no se me caigan

Besotes pa' los dos

Nicole dijo...

Bendiciones, muchas, con azúcar o sal, bendiciones, y sigue escribiendo, va?

ana claudia dijo...

Chincho, no eres malo, y eso tenlo en cuenta. Descansa, y si quieres màs bendiciones, te las mando desde mi corazòn, que también es tu jaus

Besos, ati y a Liang

Luis San Roman dijo...

Compadre, gran poema. Ánimo, no se sienta triste, los requerimos como el gran atajador de penaltis que es

Un abrazo fuerte desde Monterrey

cati covarrubias dijo...

Chincho, corre, corre, vuelve a casa, no temas ni digas que eres malo, sale?

Te quiero muchoooooo!!!!

LoLiTa dijo...

Chicho, querido, cirazón, niño travieso, anda, regresa, hay mucho gente que te quiere, algunas están en otras ciudades, pero otras habitamos cerca de tu planeta, y no queremos esa luz sin flores

Un beso, un abrazo, muchos apapachos

LOVE, LOVE dijo...

Con los problemas que cuesta abrir una cuenta, en fin, pero ya lo abrimos y lo hice para desearte lo mejor, lei tu Pollito Card y me gustó mcuho, tambien el comic que hacias de Liang en el Heraldo, son hostorias muy bonitas, muy tiernas y hasta hoy me animé a escribirte porque una amiga del unicah me contó que estás enfermito y me dio mucha tristeza, así que voy a orar por ti y estaré pendiente y pues ojala Luis Daniel y Chincho estén pronto de regreso

Besos!!

Lissette dijo...

Has vuelto ... Realmente has vuelto... Las estrellas de principito aun no han dejado de brillar..... Lissette

Lissette dijo...

Has vuelto ... Realmente has vuelto... Las estrellas de principito aun no han dejado de brillar..... Lissette