jueves, 9 de julio de 2009

PÍNTALA DE ROJO, SEÑOR 666



D.D., sólo a ti te quiero,
está escrito en las marchas al Himalaya,
en el Klingsor de los equinoccios turulos,
en la glorieta de arcilla que tú llamas Jerusalén
(y donde todas las noches das vueltas
a ritmo de mazurkas y yo siento rico cuando rezas);
en los papalotes de San Agustín Etla
y cuando compartes preocupaciones
y el cero más alto de las cuentas;
en la quinta temporada de Prison Break,
en los cocteles de camarones
y en nuestra carta de residentes
para reordenar el Kama Sutra
de la A a la Z en una sola noche;
en el récord de goles de Vicente Pereda
y en las canciones de Black Sabbath;
en los criminales comunes
y en el viaje singular de los suicidas;
en las hileras de árboles de un bulevard cualquiera,
en Proust, en Faulkner, en el doctor Moreau
y su cuaderno de notas;
en el cielo de Kzajastan ,
en las flores que el diablo no marchita,
en el amor después del amor
y en el matasellos de esperma
que garantiza la salud de nuestros
niños dragones: Benjamín y Dámaris

Burn, baby, burn


8 comentarios:

Alejandra dijo...

Luis Daniel:

Eres sexi, muy sexi

Besos

GODDES dijo...

Excelente combinación: Rock and roll, Sátanas y una mujer embarazada

Javier Alejandro Toledo Cruz dijo...

ese poema esta cabron, pero me gustan mas las piernas de la rubia.

marianatrenz dijo...

Luis Daniel:

Qué más puedo decir, eres diabolicamente exquisito

Besos

cati covarrubias dijo...

Cabroncito, me haces sudar muy rico, gordito, gordito de mi corazón

luis daniel pulido dijo...

De Damaris Disner
disner03@hotmail.com

Ups, creo que ya habìa muchos textos que no habìa leido, creo que terminaràn tus chicas lectoras odiando a D.D. Gracias por tus sueños XX y medio, por esas noches que imagino cariñosamente: me recuerdas pensando que vamos de la mano comiendo una paleta que no es de nanchi ni de melòn, ni de coco, sino de luna que no se hace grandota ni chiquita, permanece en espera de las charlas guardadas en la butaca de un cine.

gracias, Chincho alias Luis Daniel, por en cada texto descubrir luciernagas en bikinis

LoLiTa dijo...

Leerte es tan intenso... como aventarse de un bungee...sin ropa interior, ja, ja, ja

Luis San Roman dijo...

Yo quiero estar debajo de ese bungee

Por cierto, por acá Armando Pulido está de super goleador