domingo, 5 de julio de 2009

EL COLOR PÚRPURA DE LOS ANDENES


Cuando crezca y los años me hayan dado
secretos para enterrar en la arena,
un álbum donde se marchitan las flores
y los acordes del Jump de Van Halen,
la nostalgia –militarizada por regiones-
me disparará a quemarropa con las letras de tu nombre
y no habrá poema que sirva de nada,
sólo el chipichipi de los aeropuertos
que hace posible una playa en las escaleras de tu casa
porque no hay cosa que el amor no invente
en defensa propia un cinco de julio
o veinte años atrás, en una fecha cualquiera

3 comentarios:

El pinchequijote dijo...

Es muy agradable leer, encontrar un texto tuyo carnal, en este día en el que la mayoría está demostrando lo estúpida que puede llegar a ser la humanidad, la adaptación pasiva e irreflexiva a la teatralidad -teatro de marionetas- a la cual es afín el "ciudadano elector" al participar en el montaje: ¿Votas por el títere de la derecha, del centro o el títere de la izquierda?

Y no habrá, ni quedará poema alguno, así es mi amigo, sólo ese chipi-chipi convertido en tormenta y tatuándome la espalda, llevándome a tu casa para escuchar un buen rock, cervezas y polvo servidos en la mesa, viendo morir la tarde, cómo se pudren los ídolos, cómo nuestra estela va quedando en palabras mágicas, saliendo como explosiones de nuestras bocas, incendiando las hojas, idas con el viento ....

Te saludo oh, Gran Chincho, Caballero del Sotano y la Luna Agujerada!!!!

Antonio Reyes, El Caballero de la Pinche Figura.

Alejandra dijo...

Yo también te saludo, Oh Gran Chincho

Besos

luis daniel pulido dijo...

Estimado Quijote:

Gracias por escribir, hasta mi aguita de jamaica me supo a whisky este mediodía a punto de incendio en Tuxtla Gutiérrez. Sé que te quitaron la ápendice, espero nada más que no ahay terminado en un taco de machitos tan insigne y respetable tripa,ja

Un abrazo

Posdata:

El martes 7 de julio llega el Deftone a la casa para ver películas, ojalá puedas caerle