jueves, 18 de junio de 2009

EL NÁUFRAGO



A Yendi


Escribir un poema es difícil
cuando se trata de tomar altura
y el corazón se dilata
porque te das cuenta
que vienes en caída libre
-directo al suelo-
sin iPod y paracaídas

Pero escribir un poema para un hombre
que sobrevive a monstruos,
abruptos del mar y la tierra
debe ser rutina y poderoso magma
de volcanes de fuego y humareda

Un poema es blanco como la nieve,
caluroso como una isla desierta:
los reinos del DHL y un amigo
redondito que se llama Wilson

6 comentarios:

marianatrenz dijo...

Luis Daniel:

Cada vez que te leo me da más miedo el mundo y lo que te puede pasar por esta forma de vivir y ver las cosas.

Cuídate mucho, porfa

GODDES dijo...

Luis Daniel:

Una bendición leerte a la distancia; alegras este hogar y eres la luz de nuestro país que se derrumba, pero que hace brillar más tus ganas de vivir, de estar con nosotros

Un abrazo fuerte

Yuri & Irving

ana claudia dijo...

Espero ser, siempre, tu Wilson

Alejandra dijo...

Si por mí fuera, moriría contigo en una isla desierta

Câlîgâtum Speculâtôris dijo...

Tal vez así es como hay que tomar el lodo con la punta del índice para escribir. O quién sabe, un exceso de arena.

Saludos.

P.D.
¡Qué bonito escribes!

luis daniel pulido dijo...

Estimada Mariana:

No te preocupes. Hoy soy Wolwerine.

Un abrazo bien fuerte

Mis queridos Irving & Yuri:

Aca estamos, de pie y comiendo pistaches y almendras para que el corazón no nos falle

Un abrazototote

Ana Claudia:

Tú ers mi Wilson (en esta caso "Wilsan",je)

Gracias por estar a mi lado

Besos

Alejandra:

Y también moriría contigo

Besos

Estimado Caligatum Speculatoris:

Gracias por visitar este blog y por tu comentario; te ganaste un coquito con agua

Un abrazo