lunes, 29 de agosto de 2016

EL ENEMIGO ME QUIERE SEDUCIR (Y YA NO PUEDO)



Ella –sus apellidos raros son signos
del asentamiento extranjero en el sur de México–
es la casta, el piloncillo, la seda

Camina –altiva– en el pentagrama
de su universidad privada

Tuvo rancho, nana, leche tibia;
tuvo caballito de balancín,
camioneta doble cabina, un perrote;
tuvo pecera, cuadernos de pasta dura,
una cobra lista para atacar sobre el hombro derecho

Y ah cabrón le tuve miedo

Ella –impugnación, tesis doctoral,
aire acondicionado, cuenta en el Banco–
es mi Lutero de la lucha de clases,
Flor de rancho grande,
el na na naaaaa de una rola a todo volumen
con la que me seduce

Compañeros, compañeras:
veo la luz al fondo del túnel

En el infierno la vida es más sabrosa.
Y yo te quiero


Luis Daniel Pulido

2 comentarios:

Andres Zuniga dijo...

Un placer pasar por tu blog.
te invito a visitar el mío. Saludos!!!
http://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/

luis daniel pulido dijo...

Gracias, por visitar mi blog, Andrés. Con gusto leo el tuyo. Un abrazo