sábado, 19 de noviembre de 2011

EL HOMBRE ANTES DEL SHOW



Foto: Lilly Panic



Platicamos ocho situaciones diferentes


antes del concierto; nada de nuestras vidas,


libros, autores




Hablamos sin la convicción que salva a la gente


de sentirse incómodos, y eso, seguro, hizo


que todo estuviera ligado a la vida cotidiana:


el tráfico, el centro de la ciudad que manotea


el nerviosismo de su reconstrucción por todos lados,


de qué se trataba el show y si aparecería una cabañita


con chimenea en mis archivos de súper agente secreto




No llegaste a verme a mí, las mejillas aspiradas


hacia adentro de alguno de mis poemas traviesos,


mis piropos en voz alta, el centro del campo de la filosofía


en frappés o limonadas que llegan a la mesa media hora


después del primer intento




Sin embargo –esas cosas que se dicen en automático–


yo subí al escenario en dos ciudades distintas:


mi rock en tiempos de guerra; la trova con su racionero


del amor bonito




No sé que hacen los hombres felices,


sé que hacen los niños cuando se quedan


sin nada (los he visto recortar figuras de cartón


y ponerles nombres como Batman, Transformers,


Doctor Wagner, temible hombre de plata)




Es por eso que desdibujo el tiradero de Kipling


y Stevenson por si –un buen par de zapatos


o el ratoncito mágico que dé vuelta a esta página–


me permite platicarte del apenitas cuando la pelota


da en el poste y el grito de gol se apaga




Luis Daniel Pulido


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; México









8 comentarios:

Karen Kawakabu dijo...

Sin embargo –esas cosas que se dicen en automático–
yo subí al escenario en dos ciudades distintas:
mi ROCK en tiempos de guerra; la trova con su racionero
del amor bonito,Ufff

Yo me quedo en tu ciudad de rock, Siempre.

Te quiero mucho

Besos

cati covarrubias dijo...

Chincho, síiiiiiiiiii, cuéntame del apenitas cuando la pelota da en el poste y el grito de gol se apaga, y hazlo tooooodas las noches

Besitos

luis daniel pulido dijo...

Karen:

Roquero, hasta el final. Yo también quiero que estés conmigo, en un beso o un abrazo, bajo la sombrita de una Fender

Besos

Cati:

Claro! Y comeremos galletas con su chocomilote

Besos, totales

ana claudia dijo...

Pollito,de mi corazón, te beso desde Madrid

Siempre adelante, hombre, siempre

Lizeth dijo...

Chincho, lucha, eres un sobreviviente y sé que de nuevo vas a estar listo para jugar y escribir y porterear y hacer lo que quieras

Te quiero mucho

Besos

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Un buen par de zapatos y el ratoncito mágico. es todo, Luis, es todo

BESOS

Miodradek dijo...

Ya tiene que no habia pasado por sus blog je, y lo mejor es que este me gusto un buen, te quedo chidisimo. Saludos

luis daniel pulido dijo...

Ana: Qué envidia. Y yo acá, con sol y empastillado y aburrido, pero con la esperanza, como dijo Rigo Tovar, del gusto de volverte a ver

Un beso

Lizeth:

Claro!!! Y casi estoy listo. Un mes más y papas, regreso


Gracias por tus palabras

Un beso

Diana:

Estoy de acuerdo; ah, y mis nuevos guantes de portero

Besos, muchos

Estimado Miodradek, Ojo de Águila:

Pues un placer verte por acá. Espero que sigas con tu trabajo fotográfico y que nunca falte el pancito en tu mesa

Un abrazo