jueves, 28 de julio de 2011

LA HISTORIA DEL PORTERO MÁS GRANDE DEL MUNDO




Por ti puedo hacer muchas cosas;


por ejemplo, en una reja al aire libre


sacar mis pies y moverlos y orientar


a abejas con turbantes que buscan


el norte de Pakistán, al grillo atrapado


en una gota de lluvia que busca a su geisha






Y no conforme con eso, soy Roald Dahl


y vuelo en un avión que al aterrizar


se transforma en un durazno gigante






–Gua –dicen un montón de niños


que piden ser mis amigos y te pregunto


a ti si puedo, y corro a reconectar los cablecitos


de la máquina del tiempo y me doy cuenta


que es un equipo de fut que no tiene portero






Y tú me vuelves a decir: –Corre, corre, corre






Y yo corro, como desde hace quince años,


sin un ojito pero sin pisar cáscaras de plátano


ni los tornillos de los destartalados aparatos


ortopédicos






Contigo puedo hacer todo y jamás tengo miedo


5 comentarios:

marina dijo...

CHINCHO, POLLITO MIO, POR ESO TE ADMIRO Y ERES MI SUPERHEROE

TE AMO

BESOS A MI CORAZÓN VALIENTE

marianatrenz dijo...

Corre, Chincho, corre y ataja todos los penaltis que puedas, que eres tan grande como Fillol y Gordon Banks y cuando estes triste, hablame, hablanos, viajamos a Tlaxcala para que beses a todas las Dragonas, jajajaja

Un besote!

claudia dijo...

Estoy segura de que podés hacer todo...y reconectar la máquina del tiempo, sin tener nada de miedo. Besos a tus ojitos PORTERO

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Chincho, me hiciste llorar, y sabes, me hubiera gustado leerle tu poema a Mauricio Aguirre, nuestro tercer porero en rayados, que ya sabrás, murió de cáncer y como tú, era un joven con ángel

gracias Luis, gracias Chicho, pollito porque nunca te apartas de tu corazón de niño

Te quiero

Un beso

Nicole dijo...

....ers lo más grande y tierno que tengo....

....estas siempre n mi ocrazón PORTERAZO

....bessisimos