lunes, 28 de septiembre de 2009

QUE LA MUERTE TE RASQUE LA PANCITA

Ilustración: Tim Burton

Ayer vino la muerte y se llevó mis ojos, pero luego desperté
Laura Baeza

De vez en cuando la muerte viene a divertirse
con sus ojos luminosos que le robó a la Ciudad de México

De vez en cuando detona en una borrachera
y estrangula con un cable eléctrico las canciones rancheras

A la muerte le gusta el rock

De vez en cuando la muerte hace de su piel tallarines,
un coro de gusanos, una ciudad contra la delincuencia

De vez en cuando la muerte es Copérnico,
Kurt Cobain, Syd Barret, Uriah Heep, Dr. Wagner

Y te come los ojos con sus dientes termoquímicos
sin dejar caer un solo planeta

Es la muerte la que besa tus dedos
en busca de música o el zumo de la toronja
que apague las llamas del infierno

4 comentarios:

Diana Vanessa Buscaglia Rodríguez dijo...

Ay, nanita

"Que la muerte llega con sus ojos luminosos que le robó a la Ciudad de México", se me hace encantador

Beso

Nicole dijo...

Cómo llamaríasmo a esto?

La melancólica muerte del diablito ostra?

Vaya muerte enfiestada

Un tequila por ello

Laura Baeza dijo...

se los lleva y no pide permiso, tampoco deja una nota en Braile que diga "dispense las molestias".

Un beso.

Laura y Daniel dijo...

Bonito poema, muy imaginativo y surrealista. También me gustaron sus "ojos luminosos". Gracias.